Sociedad de Autores y Compositores de México
Facebook Twitter Instagram
RSS Newsletter

Nuestros socios y su obra


Jorge Reyes

(Jorge Reyes Valencia)




Jorge Reyes Valencia nació el 24 de septiembre de 1952 en Uruapan, Michoacán, ciudad en donde radicó hasta los 16 años, cuando se trasladó a la ciudad de México para perseguir su vocación musical, la cual descubrió a muy temprana edad.

Ya en la capital comenzó sus estudios de flauta transversa en la Escuela Nacional de Música de la UNAM y en los años setenta partió hacia Alemania, para continuar su preparación en música clásica, jazz y música electrónica.

Ávido de investigar y profundizar sobre diversas expresiones de música tradicional, viajó hacia Dharamsala, India, donde quedó atrapado por la fascinación de la música hindú y tibetana.

Al retornar a México, Reyes formó los grupos musicales Al Universo y Nuevo México, donde hizo sus primeras fusiones mezclando el rock con instrumentos prehispánicos, como el teponaztli.

En 1980, Jorge Reyes y Armando Suárez fundaron el grupo de rock progresivo Chac Mool, con el que grabaron cuatro discos: Nadie en Especial, (1980), Sueños de Metal, (1981), Cintas en Directo, (1982), y Caricia Digital, (1984), en los que además de mostrar sus dotes con la flauta y la guitarra, empezó a sintetizar y mezclar el resultado de sus investigaciones musicales.

Para 1985 la legendaria agrupación se disolvió y Jorge emprendió una prolífica carrera de solista, en la que desplegó y consolidó su propuesta musical conformada por la amalgama de sonidos prehispánicos con la tecnología musical de avanzada, en especial los armonizadores, procesadores de sonido y ecos.

Su incansable búsqueda de las diferentes expresiones musicales autóctonas lo llevó a utilizar un sinnúmero de instrumentos de origen mesoamericano, tanto de percusión, como tambores, teponaztlis, caparazones de tortugas, piedras y sonajas, así como otros de viento: ocarinas, tlapizallis, trompetas de caracol, silbatos de viento, flautas funerarias, flautas dobles, etc.

El sonido de esos instrumentos, aunado a voces a manera de oración y cánticos guturales, fueron los elementos de la obra de Jorge Reyes que quedaron plasmados en más de una treintena de discos, además de las incontables presentaciones alrededor del mundo.

Su trabajo cercano y de forma regular con indígenas mexicanos, como es el caso de los huicholes, influenciaron medularmente en su obra. De igual manera la famosa curandera María Sabina, quien aparece en su disco Comala, cantando sus rituales de curación.

Reyes colaboró con músicos, como el mexicano Antonio Zepeda (A la izquierda del colibrí), en 1986, y el guitarrista español Suso Saiz, con el que grabó el álbum Crónica de castas (1990), y un año más tarde Bajo el sol jaguar, producido por Saiz en Alemania. Asimismo con artistas de la escena electrónica, como el dueto francés Deep Forest, (Comparsa), y el norteamericano Steve Roach, (Origins), sin dejar atrás su trabajo con cantantes como Sasha Sokol (11:11) y Chavela Vargas.
Entre otros títulos de su discografía se encuentran: Tributo a Chano Pozo, Tonami, Mexican Music: Prehispanic Rituals, Mort Aux Vaches, Katuwira, The Serpent's Lair, Prehispanic Mistic Rites, Vida Mexicana: Mariachi Music & Rancheros, Pluma de Piedra, Todo un poco, El Tunkul, Viento de Navajas, Niérika, Tlaloc, Suspended Memories Forgotten Sons, Forgotten Gods, The Flayed God, y Twilight Herat.

Jorge Reyes concebía sus conciertos como ceremonias rituales, en las que la audiencia podía experimentar profundas emociones a partir de los sonidos: el misterio y la evocación de las flautas y las voces oratorias; el efecto hipnótico y sensual de las percusiones, y en contraparte, el toque vanguardista de los sintetizadores y los loops de la guitarra eléctrica, reforzando la atmósfera enmarcada con los elementos propios del rito, como flores, humo de copal, ofrendas, pinturas, plumas, velas y danzas ceremoniales.

Ejemplo de ello fueron los tradicionales conciertos que ofrecía el Día de Muertos en el Espacio Escultórico de la UNAM, donde el músico, caracterizado como un jaguar, invocaba los principios sagrados de las culturas antiguas.

Reyes incursionó en la cinematografía a través de la banda sonora de La otra conquista, película del cineasta mexicano Salvador Carrasco, producida por Plácido Domingo y su hijo Álvaro, que fue estrenada en 1999 con un gran éxito de taquilla, reportando más de dos millones de espectadores, tan sólo en México.

De igual manera compuso los soundtracks de la película española Hijos del Viento, dirigida por José Miguel Juárez (1998); el de Serafín, de René Cardona III (2001); el cortometraje animado Malapata, de Ulises Guzmán (2000), y musicalizó el espectáculo multimedia Nahui Olin, del dramaturgo José Luis Cruz Antonio, interpretado por la actriz mexicana Ariane Pellicer, así como la obra de William Blake, Las bodas del cielo y el infierno, entre otras.

Jorge Reyes es miembro fundador desde 2001 del LEAS (Laboratorio de Experimentación Artística y Sonora ) de Radio Educación, donde produjo las obras: Zocaloop, Epitafio (Altar Sonoro a Xavier Villaurrutia), y Los proverbios del infierno (primer lugar en el festival Radioarte Aether Fest, en Nuevo México, EUA).

En febrero de 2003 apareció en Holanda, España y México su disco Pluma de Piedra, contando con la colaboración del inventor holandés de instrumentos musicales, Piet Jan Blauw.

El Camino Del Jaguar, Lo Mejor de Jorge Reyes, 1984 a 2001, es el título de su álbum doble, que incluye 26 composiciones en dos horas y media de música.

Jorge Reyes Valencia falleció el 7 de febrero de 2009.

De manera póstuma, la Sociedad de Autores y Compositores de México otorgó a Jorge Reyes en 2009 el reconocimiento Trayectoria 25 y más…, por 33 años de intensa actividad creativa en la música

Repertorio de Jorge Reyes


Se autoriza la reproducción total o parcial de esta biografía, siempre y cuando se mencione a la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), como la fuente.