Sociedad de Autores y Compositores de México
Facebook Twitter Instagram
RSS Newsletter

Nuestros socios y su obra


Joan Sebastian

José Manuel Figueroa Figueroa, mejor conocido como Joan Sebastian, nació el 8 de abril de 1951 en Juliantla, Guerrero. A los ocho años de edad es internado en una escuela en Guanajuato, Guanajuato, en donde empieza a manifestar su creatividad con diversas formas de expresión artística como la poesía, la prosa y la música.

Joan recuerda uno de sus primeros versos infantiles, dedicado a la tierra que lo ve nacer: Hay un pueblo que está en la montaña/ Sin bullicio ni ruido de coches/ Tiene un sol que de luces lo baña/ Y una luna que alumbra sus noches.

A los 11 años regresa a Juliantla, lugar en donde descubre una nueva forma de ver el mundo y en el que comienza a “componer más seriamente”, comenta el autor. Un año más tarde es internado nuevamente, ahora en el Estado de Morelos, en donde es cuidado por "un cura ejemplar, el padre David Salgado".

Joan Sebastian revela que, a partir de ese momento, desea ser sacerdote, idea que fue rechazada por su padre pero apoyada por su abuela. La determinación era tan fuerte que, a los 14 años, ingresa al Seminario Conciliar de San José, en Cuernavaca. Ahí crece su vocación por la música y realiza diversos trabajos junto con otros seminaristas, incluso compone una misa que, a su vez, le ayuda a comprender que su verdadero camino es la música y no el sacerdocio.

A los 17 años de edad abandona el seminario para dedicarse en cuerpo y alma a la música. Para sobrevivir se emplea como auxiliar de administración en el Departamento de Hospedaje del Centro Vacacional Oaxtepec al que, un día, llega Angélica María buscando una cabaña para pasar la noche: “Mientras esperaba platicamos, me preguntó si cantaba, le contesté que sí y al día siguiente le interpreté unas seis canciones. Todas le gustaron, por lo que me sugirió grabarlas y me proporcionó el número telefónico del productor Eduardo Magallanes”, comparte.

Con ese proyecto en mente, Joan Sebastian viaja a la Ciudad de México en busca de Magallanes que en ese momento se encontraba de gira. Seis meses después de tocar puertas graba su primer disco Sueño y lucha, del que se desprende el sencillo Descartada, material exitoso, principalmente, en Ciudad Obregón, Sonora.

Su nombre artístico nace de la referencia de los llanos de San Sebastián, en donde trabajó de niño. Inicialmente decide llamarse Juan Sebastián, por el simbolismo de estos nombres: Juan significa libre, y Sebastián amante. Más adelante, por sugerencia de una de sus hermanas, cambia la U de Juan por la O y así, finalmente, a principios de 1977 queda con el definitivo: Joan Sebastian.

Debuta con el nuevo nombre con el sencillo El Camino del amor, tema que vende miles de copias e, incluso, se escucha en Estados Unidos, Centro y Sudamérica, mientras que su segunda canción, Sembrador de amor, es elegida por un grupo argentino para interpretarla en el Campeonato Mundial de Fútbol de 1978.

Joan Sebastian vivía en Chicago; se ganaba la vida como vendedor de carros, hacía comerciales para radio y trabajó en un programa de televisión local. Cuando esporádicamente conseguía empleo como cantante cobraba 50 dólares por presentación.

Una ocasión, un promotor lo llama para cantar en Texas con un sueldo de mil dólares diarios, y es en ese momento cuando abandona su oficio de vendedor de autos y comienza a presentarse en diversos recintos, iniciando así la trayectoria de Joan Sebastian.

Producto de su versatilidad y conocimiento de las tendencias del gusto popular, el maestro Sebastian incursionó en diversos géneros musicales como el romántico, ranchero, norteño, grupero, huapango, corrido, pop y banda.

Algunos de sus éxitos son Juliantla, 25 rosas, Maracas, Verdad que duele, Tatuajes, Y las mariposas, Rumores, Lobo domesticado, Secreto de amor, Un cariño como tú, El primer tonto, Llorar, Sembrador de amor, Bandido de amores, Alma de niña, Así te quiero, Estos celos, Para siempre y Te irá mejor sin mí, entre muchas otras canciones.

Como cantante realizó más de 50 álbumes y como compositor cuenta con más de 750 temas grabados por intérpretes como Vicente Fernández, Antonio y Pepe Aguilar, Lucero, Alberto Vázquez, Beatriz Adriana, Chelo, Lisa López, Los Freddys, el grupo Samurai, la Banda Machos, la Banda R-15, la Banda Caña Verde, la Banda Móvil, Graciela Beltrán, Rocío Dúrcal, Diego Verdaguer y su hijo José Manuel Figueroa, entre otros.

Además de compositor y cantante, Joan Sebastian (también conocido como El rey del jaripeo y El poeta del pueblo) trabajó como arreglista, productor y actor de telenovelas. Entre otros artistas, produjo exitosamente para Vicente Fernández y Diego Verdaguer.

Desde hace más de tres décadas, su vasta discografía y, de manera especial, sus álbumes Gracias por tanto amor, Secreto de amor, Lo dijo el corazón, Afortunado, Que amarren a cupido, Inventario, En vivo en el Auditorio Nacional, Más allá del sol, No es de madera (banda sonora de la telenovela Amor sin maquillaje) y Pegadito al corazón reflejan su amplia gama creativa.

Fue acreedor, en múltiples ocasiones, a galardones Lo Nuestro, Grammy (en sus versiones latina e internacional), Compositor del Año BMI, ACE y ASCAP, y miembro del Salón de la Fama de Billboard, sólo por mencionar algunos reconocimientos que Joan cosechó durante su vida dedicada a la música.

En 2009, la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM) le reconoció sus 25 Años de Trayectoria como compositor, además le entregó la presea Éxito SACM por el tema Para siempre, y en junio de 2015 lo distinguió con el primer reconocimiento Gran Maestro, que enaltece el trabajo creativo de aquellos autores y compositores vivos que, con su talento e inspiración, han llevado en alto el nombre de México, siendo su obra un referente a nivel internacional.

Joan Sebastian falleció el 13 de julio de 2015. 

Repertorio de Joan Sebastian


Se autoriza la reproducción total o parcial de esta biografía, siempre y cuando se mencione a la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), como la fuente.