Sociedad de Autores y Compositores de México
Facebook Twitter Instagram
RSS Newsletter

Nuestros socios y su obra


Juan José Espinoza Guevara

Nació el 30 de Agosto de 1890, en Guadalajara, Jal. Falleció el 30 de Marzo de 1974, en Guadalajara, Jal. Hijo de Don Juan Espinoza y Doña María Guevara de Espinoza. Vivió en Guadalajara, Jal., toda su vida. Estudió Odontología y Homeopatía, profesiones que ejerció. Su carrera de compositor la inició a los doce años de edad, su primera obra, fue el vals "Nancy". En 1914, contrajo matrimonio con la Srita. Constanza Gómez. Tuvieron diez hijos.

Al definir su carácter, sus familiares y amigos coinciden en que era optimista, de personalidad muy fina. Adoraba la belleza de la vida, y ante las dificultades no se daba por vencido. Fue un hombre íntegro. Tenía la cualidad de saber ser agradecido, entregaba su generosidad, su amor y amistad, sin condiciones ni reservas. Su pasatiempo favorito era pasear en motocicleta. Le gustaba viajar. En sus ratos libres veía televisión, jugaba ajedrez y escuchaba música clásica o popular.

Las obras que le dieron mayores satisfacciones, fueron "La mujer ladina", por su gran éxito, y porque la dedicó a Lucha Reyes, y "Atotonilco", debido al cariño que siempre tuvo por aquél lugar, y porque admiraba a sus mujeres. Recibió varios homenajes, en 1935, en Sevilla, España; 1939, en Atotonilco; en 1961, en Mónaco. En 1960, en la ciudad de México, recibió una Medalla de Oro, en el programa de televisión, Así es mi Tierra. El 12 de Junio de 1973, hubo una ceremonia que representó mucho para él, ya que en Atotonilco el Alto, Jal., se colocó un busto en bronce, en una plazuela, a la que se le puso su nombre. En Septiembre de 1973, se le hizo un homenaje, en el Foro de Arte y Cultura, en Guadalajara. En Sevilla, España, recibió un enorme pergamino y Mención Honorífica, por la belleza de sus valses.

Una anécdota refiere que el 19 de Enero de 1972, murió su única hija; en el momento en que falleció, él, en su recámara, como coincidencia, compuso una linda canción, titulada "Graciela". Esta canción se refiere al amor por su hija, quien precisamente así se llamaba.

Su mayor satisfacción como compositor fue, primero, saber que algunas de sus canciones eran conocidas en todo el mundo. En segundo lugar, haber despertado el interés de la gente, por visitar algunas poblaciones del Estado de Jalisco, que menciona en sus composiciones; y el hecho de que algunas de ellas eran como himnos locales, como "Atotonilco", "Cielo de Arandas", "Las Alteñitas", etc. En tercer lugar, el sentimiento de gratitud, cariño y respeto que le daba la gente. Legó una herencia de setenta y tres obras registradas, y alrededor de sesenta inéditas. Se dice que tuvo un sólo pensamiento, un pensamiento puro, la música y sus canciones.

Repertorio de Juan José Espinoza Guevara


Se autoriza la reproducción total o parcial de esta biografía, siempre y cuando se mencione a la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), como la fuente.