Sociedad de Autores y Compositores de México
Facebook Twitter Instagram
RSS Newsletter

Nuestros socios y su obra


Margarito Estrada

(Margarito Pánfilo Estrada Espinoza)



En el seno de una familia humilde, de orgulloso origen campesino, un 1º de junio en Santa Rosa Jáuregui, Querétaro, nace Margarito Pánfilo Estrada Espinoza, uno de los seis hijos de don Casimiro Estrada Jiménez y doña Martina Espinoza Guardado.

Su instrucción básica abarcó hasta el cuarto grado de primaria, ya que la complicada situación económica familiar lo obligó a entregarse en cuerpo y alma a las labores del campo para poder contribuir medianamente con el sustento.

Cuando llegó a la capital, las cosas no fueron nada fáciles, ya que debió pasar una serie de penurias y sinsabores. Afortunadamente se cruzaron en su camino varios compañeros compositores, quienes lo llevaron a la disquera Columbia para que presentara sus composiciones y vislumbrar la posibilidad de que algún artista de ese elenco le grabara una canción.

En 1958, de manera providencial el Maestro Felipe Valdés Leal, quien le brinda la oportunidad y le graba: Rosario de penas y Las últimas gaviotas, con Chelo Silva, La reina del Arrabal.

En virtud de la notoriedad que alcanzaron sus canciones, Margarito fue llamado por el Maestro Felipe Valdés Leal, quien tendió su mano al naciente compositor y le solicitó más melodías para grabarlas.

En 1963 le graba el popular Dueto América, De México hasta Durango, Sobre una cruz y Gaviota traidora. A partir de entonces, se fueron grabando una tras otra sus creaciones. En 1965 logra colocar otro éxito radiofónico Señor carcelero, interpretado por “La Tigresa” Irma Serrano, lo grabaron también Las Jilguerillas, en 1966 el inolvidable dueto Río Bravo, graba su sencillo Me dijo que volvería, en 1967 el dueto de Aguascalientes Las Palomas, le graban dos números: A la luz de una vela y No le temas al granizo.

El año de 1968, El Dueto América vuelve a colocar otro éxito radiofónico: Quién fuera el tren, grabada también por Amalia Mendoza, La Tariácuri, Antonio Aguilar y Los Broncos de Reynosa.

En 1964 conoce al director artístico de Discos Musart, el Sr. Guillermo Acosta Segura, con quien inició una magnífica amistad; él le sugiere la formación de un dueto, y después de audicionar con varias cantantes, es seleccionada la Srita. Sofía Vega Razo, naciendo así el Dueto Oro y Plata. Ese mismo año graban su primer disco para Musart, de él se desprendieron los éxitos: A la luz de una vela, Señor carcelero y Adiós, Cristo del pueblo.

En 1965, lanzan al mercado su segundo LP, cabe destacar que ese mismo año, se hacen acreedores al Disco de Plata por las altas ventas de la canción Adiós, Cristo del pueblo, otorgado por la compañía de Discos Musart.

En una siguiente etapa, casi al final de la década de los 70’s, Margarito incursiona como Director Artístico en la disquera Polygram.

Su atinada elección de ser compositor le ha dado innumerables satisfacciones al recibir reconocimientos de gran valor estimativo para él. Recuerda con especial cariño cuando en su pueblo natal le celebraron sus 50 años de compositor. Con este motivo produjo un disco para demostrar su gratitud con los temas: Santa Rosa nací, Querétaro mío, Queretanita y La Carambada. En este emotivo homenaje Margarito volcó su pasión interpretando cada uno de los temas, logrando contagiar a los habitantes de Santa Rosa para cantar en una sola voz con él.

De igual manera, para homenajear medio siglo en la creación musical, la Sociedad de Autores y Compositores de México le otorgó, en el año 2008, el Reconocimiento Trayectoria 50 años.

Después del camino andado, Margarito Estrada comenta con legítimo orgullo, sentirse satisfecho de lo que la vida le ha brindado.

Repertorio de Margarito Estrada


Se autoriza la reproducción total o parcial de esta biografía, siempre y cuando se mencione a la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), como la fuente.