Sociedad de Autores y Compositores de México
Facebook Twitter Instagram
RSS Newsletter

Nuestros socios y su obra


Abelardo Pulido Buenrostro

Siendo sus padres, Don Rafael Pulido y Doña Elodia Buenrostro, Abelardo Pulido nació el 5 de mayo de 1933 en Villa Venustiano Carranza, hoy San Pedro Caro, Michoacán. En 1941 se traslada a la Ciudad de México, lugar donde realiza sus estudios escolares llegando hasta el primer grado de preparatoria, ya que debido a las necesidades económicas familiares tuvo que partir a Texas, Estados Unidos a las piscas de algodón. Sin embargo, proveniente de una cultura del esfuerzo, Abelardo tuvo la inspiración necesaria a los 15 años para componer su primera canción, titulada “Un Sueño de Tantos”, misma que guardó junto a otras que estaba escribiendo.

Fue en 1957, cuando su hermano Luis tuvo la atinada idea de sugerirle a Abelardo que inscribiera alguna de sus canciones en el Programa de los Aficionados de la XEW, siendo precisamente “Un Sueño de Tantos” la ganadora. A partir de ese momento, unieron talentos y formaron el dueto los Dos Oros, consolidando su carrera hasta 1962, cuando grabaron con gran estilo romántico dicho tema ganador, bajo el sello Columbia, hoy Sony. Dicha canción lograron posicionarla y hacerla un éxito que sigo muy vivo hasta nuestros días.

Los Dos Oros, dignos representantes de una cultura del esfuerzo se vieron recompensados cuando llegó poco a poco la fama y el dinero, mismo que al principio escaseaba y paulatinamente fue mejorando su situación… Sobre esto, Abelardo hace una remembranza emocionado: “Un día del año de 1962 recibí un buen pago, y fuí a comprar muebles para mi casa, pero cuando llegaron a entregarlos, mi esposa no los quería recibir, argumentando que debía haber un error. Al mostrarle las facturas pagadas por Abelardo Pulido, y a nombre de ella, aceptó que los dejaran. Cuando llegué, la encontré llorando de felicidad”.

Ese mismo año, Abelardo y Luis recuerdan una simpática anécdota de cuando realizaron una gira para promover su material en el interior de la República. Comentan que cuando llegaron a la ciudad de Guadalajara se encaminaron al sitio de la promoción y lo encontraron abarrotado de gente: una impresionante multitud que apenas permitía caminar, además de motocicletas que se abrían paso por las estrechas calles. Los hermanos estaban sorprendidos por la escena y se preguntaban de manera ingenua y con gran curiosidad cuál sería la causa; Luis Manuel preguntó entonces a una señora, quien le respondió: “Cómo será tonto, ¿no ve que se van a presentar Los Dos Oros? Hay mucha publicidad de su visita en la radio y en la tele, ¡ya queremos verlos!”. Y se fue antes de que los sorprendidos hermanos pudieran decirle que eran precisamente ellos.

Un hecho que queda claro es la gran sencillez mostrada por Abelardo a lo largo de su vida artística, y prueba de ello es que para él, Los Dos Oros tiene una gran cantidad de amenas y hasta inocentes historias sobre sus inicios. Abriendo el baúl de los recuerdos, le viene a la memoria que en otra ocasión, y en la misma ciudad de Guadalajara, llegaron al Mesón del Mariachi, un restaurante que encontraron más adornado de lo habitual, y con varios empleados de la línea aérea Mexicana que departían, portando su traje de gala. Acto seguido, Abelardo se acercó a una aeromoza para preguntarle el motivo del festejo; ella le explicó que varias de sus oficinas a nivel nacional se habían puesto de acuerdo para reunirse en ese lugar, con la intención de armar una parranda con Los Dos Oros. Qué sorpresa se llevó la señorita, cuando después de unos minutos vio subir al escenario a Abelardo y Luis.

Por otro lado, durante toda su trayectoria la obra del Maestro Abelardo Pulido creció de manera vertiginosa, estando entre sus obras más conocidas: “Carta Perdida”, que Mario Moreno “Cantinflas” cantó con su peculiar estilo en la película Entrega Inmediata; “Un sueño de Tantos”, grabada por Elvira Quintana, quien la interpretó en la cinta Tres Palomas Alborotadas; la tan exitosa “Entrega Total”, que Javier Solís le hace los honores vocales en la película Campeón del Barrio, de 1964; “Infierno y Gloria”, que el mismo Solís canta en la película Amor a Ritmo de Go-Go; “Traigo la Sangre Caliente”, que originalmente grabaron Los Dos Oros y de la que más tarde hizo la película Valentín Trujillo, y “La gallera”, incluida en la cinta El Rey de los Tahúres.

Su ya vasta obra musical ha recibido buena cantidad de reconocimientos como: Disco de Plata para “Entrega Total”, en la voz de Javier Solís, por primer lugar en ventas en 1966; uno más por parte de Discos Musart por su canción “Un Sueño de Tantos”, interpretada por José Alfredo Jiménez y Amalia Mendoza “La Tariácuri”; en 1990 EMI Music le brindó otro galardón por su éxito “Sangre Caliente”, cantada por Lola Beltrán.

Abelardo Pulido, dio su ejemplo familiar y es padre de cinco exitosos hijos, comenta orgulloso: “Mi mayor satisfacción ha sido formar hombres de bien para la sociedad y la patria… Y quién lo creyera, ¡a costa de mis canciones!”.

Repertorio de Abelardo Pulido Buenrostro


Se autoriza la reproducción total o parcial de esta biografía, siempre y cuando se mencione a la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), como la fuente.