Sociedad de Autores y Compositores de México
Facebook Twitter Instagram
RSS Newsletter

Nuestros socios y su obra


Pedro Escobedo Hernández

Pedro Escobedo Hernández nació el 29 de junio de 1920 en Zacatlán, Puebla; hijo de los señores Antonio Escobedo y Aurora Hernández. Vivió en su natal Zacatlán, en Tlaxcala, en la ciudad de Puebla y en Huauchinango.

Dejó sus estudios de primaria para trabajar como bolero y vendedor de periódico. Sus inicios como compositor se remontan a Zacatlán, cuando tenía catorce años de edad. Mientras que su primer trabajo dentro del medio musical fue como asistente de los hermanos Domínguez, a quienes apoyaba cargando instrumentos y partituras. Apoyado por ellos aprendió a tocar el piano.

Otros de sus empleos fueron como agente de ventas en una fábrica, mesero del restaurante Los Panchos, y extra de películas como Ay Jalisco, no te rajes y El peñón de las ánimas, por mencionar algunas.

Su primera obra fue el danzón Zacatlán, tema que le dio grandes satisfacciones y al que le tenía especial aprecio por estar dedicado al pueblo que lo vio nacer. Otras de sus canciones son Vidita mía, Si pudieras amarme, Sufrimiento, el danzón Tlaxcala y Angelópolis, esta última dedicada a su estado.

Pedro Escobedo —quien en vida fue homenajeado entre otros por Televisa, las entidades de Huauchinango y Zacatlán, y los estados de Tlaxcala y Puebla— era considerado por sus compañeros del medio artístico como una persona afable, amistosa, bondadosa, sencilla, cariñosa y sociable. Disfrutaba jugar billar y dominó, y su música preferida era la tropical y, en especial, el danzón.

El maestro Escobedo murió el 3 de julio de 1988, y fue velado frente al Palacio Municipal, acompañado por el mariachi y el pueblo que lloró su partida.

Repertorio de Pedro Escobedo Hernández


Se autoriza la reproducción total o parcial de esta biografía, siempre y cuando se mencione a la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), como la fuente.